Algunas razones por las que prefiero Android antes de iPhone

Para ti, amigo iPhonero. Espero no herir los sentimientos de personas sensibles, ésto no es más que mi opinión y antes de que alguien me mate (si, alguien), hablo con conocimiento de causa: uso Android y también tengo un iPod Touch, que al fin y al cabo es un iPhone sin línea telefónica.

Pulsa “Leer el resto de la entrada”

Empiezo…

1) Libertad: Android es libre, Google publica el código de fuente en Internet y los fabricantes son los que lo adaptan y lo colocan en sus teléfonos. Eso tiene desventajas, y sé que ya más de uno habrá pensado “fragmentación“, pero tiene más ventajas que problemas. Al ser libre, cualquiera con conocimientos suficientes puede hacer con ese sistema lo que quiera y crear versiones “vitaminadas” de Android (llamadas ROMs), que en ocasiones sirven para llevar la última versión de Android a teléfonos que oficialmente no la recibirán. ¿Ésto que significa? Que si Apple dice que tu iPhone 3G se queda sin iOS 5, no puedes hacer nada, pero si te dicen que tu Galaxy S se quedará sin Android 4.0, pues simplemente buscas alguna ROM de dicha versión y listo, tienes tu teléfono a la última aunque el fabricante no quiera.

2) Versatilidad y aplicaciones: ésto tiene que ver con lo anterior. Al ser libre, se abre un mundo de posibilidades para el programador, ya que puede meterse en las entrañas del sistema, ver cómo funciona y hacer cosas maravillosas. Tu seguro estás pensando “Yo no soy programador, me la suda, y la verdad yo tampoco programo, pero tengo una tableta y un teléfono con Android, y gracias a algún genio con mucho tiempo libre puedo conectar (sin cables, utilizando la app DroidMote) mi Xperia PLAY a la tablet y utilizar los botones para usar juegos de casi cualquier consola (NES, SNES, Nintendo 64, PlayStation 1…) en la pantalla del tablet. No tengo ni idea de cómo lo logró, pero me encanta, y me gustaría ver a alguien intentar hacer eso usando un iPhone y un iPad. Y sí, que en la App Store hay más apps que en Google Play, pero las posibilidades son más grandes con las aplicaciones de Android.

3) Variedad: hay cientos de teléfonos Android. Si me gusta el sistema, pero no me agrada mi teléfono, pues simplemente lo cambio por un Android mejor. Si no te gusta tu recién comprado y flamante iPhone 4S, te jodes (y me disculpan la palabra). O te esperas un año a que salga otro iPhone (¿el 5?), o te compras otro teléfono.

4) Apariencia: éstas 4 capturas (sacadas de www.mycolorscreen.com) son de la misma versión de Android, pero seguro notarás más de una diferencia:

Android se verá como tu quieras, puede ser desde lo más feo hasta lo más bonito, desde lo más recargado hasta lo más minimalista, y de forma bastante fácil. En iPhone, personalizar tu teléfono es algo más difícil.

5) Tu teléfono es tuyo: tiene bastante que ver con el punto 1 y 2, y es que tu Android te pertenece y no tienes ninguna atadura. Si me nace, le puedo cambiar la ROM, aumentar la velocidad del procesador hasta quemarlo, cambiar la resolución de la pantalla, meterle lo que quiera sin pasar por algún programa especial (chao iTunes), liberarlo para cualquier operadora sin tener que llevárselo a un técnico… y sí, sé que no todas esas cosas se hacen todos los días, pero me molesta pagar más de 5.000 Bs por un teléfono y luego no poder hacer con él lo que me plazca.

Claro, sé que Android tiene problemas. Por nombrar el más conocido, está la fragmentación: al haber tantos teléfonos Android también hay muchas diferencias de hardware, y las actualizaciones se tardan mucho en llegar a la mayoría de los teléfonos. Yo tengo meses esperando que llegue Android 4.0 a mi teléfono, pero cuando salió iOS 5, los usuarios de iPhone pudieron actualizar esa misma tarde.

Algo que sí debo admitir que me gusta del iPhone es la unidad de estilo que hay en las aplicaciones. Todas tienen la misma apariencia y encajan perfectamente con el sistema mientras que, en Android, aunque hay aplicaciones bonitas, no todas encajan con la apariencia del sistema. Ésto se está resolviendo con Android 4.0 Ice Cream Sandwich, pero todavía falta. También me gusta esa “aura” del iPhone, el diseño es perfecto y los materiales de muy buena calidad, y por fuera el iPhone es de los teléfonos más bonitos. Y hay varias cosas más, pero mejor me detengo, porque si me hacen nombrar virtudes del iPhone tendré que nombrar también las cosas que no me gustan, y allí si me extenderé demasiado…

Eso es todo, ni iOS ni Android son perfectos, yo prefiero Android, pero para gustos los colores, cada quién es libre. Ésta fue mi opinión y lo hago de forma objetiva, sin insultos ni nada, y de paso admití las cosas que me gustan del iPhone, por lo que espero que nadie me mate por ésto.

Anuncios

Publicado el 9 de abril de 2012 en Android, Tecnología y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: